ALAMBRADOS DE CAMPO

 

 

Dentro de los tipos de alambrados rurales están los llamados de “ley” o convencionales, que son los alambrados requeridos por ley,  para cercar el exterior de campos de grandes dimensiones 

 

Alambrados Rurales

Existen muchos tipos de alambrados, dependiendo del uso a que están destinados. Los más comunes son los constituidos por alambre (acerado y dulce), postes (, madera dura) y piques (aserrado, de maderas de monte indígena o de varillas de metal).

El sistema de alambramiento de los campos tiende a adaptarse a las necesidades productivas y posibilidades económicas de los establecimientos.

 

Algunos de los tipos de alambrados que podemos encontrar son:

 

Este tipo de alambrado es el exigido por el Código Rural (Cap. II, art. 12) y algunos siguientes) Debe separar todo tipo de establecimiento rural de los linderos, de un camino público o servidumbre de paso y debe ser construido siguiendo los accidentes del terreno. Las especificaciones exigidas por el citado Código, pueden verse en este grafico:

 

 

Los postes que sostienen verticales los alambrados y los fijan al suelo, no están normatizados y pueden ser de eucaliptos muy grueso o curado, madera dura o de monte, hormigón, piedra, metálicos etc. Las “tiradas” o tramos, o sea las distancias entre los postes principales, no debe superar los 300 m y en general alcanza
los 100 m.

La altura máxima no debe ser inferior a 1,35 m desde el piso hasta el 7º hilo y és-te y el 3er hilo, son en general, de alambre Nº 17/15 y el resto Nº 16/14 de grosor.

No hay limitación de uso de alambres de púas en los alambrados internos, pero sí en los linderos o exteriores. En los que separan establecimientos, deben estar colocados a la altura del 5º ó 6º hilo, de común acuerdo entre los vecinos.

 En las líneas de alambrados que separan caminos o si un vecino no lo desea, deberá colocarse hacia el interior del campo del que sí desee usarlo.

 

 Es el tipo de alambrado construido dentro de los establecimientos. Sirven para hacer las divisiones interiores, entre potreros, bretes y piquetes interiores del establecimiento. Su construcción no tiene exigencias legales y son construidos de acuerdo a las necesidades y posibilidades del productor. Para ganado bovino es necesario construir alambrados de 5 o más hilos, pudiendo faltar los dos de abajo. Para ovinos, se puede usar también líneas de cinco hilos, pudiendo faltar en este caso los dos de arriba. Para cerdos se emplean alambrados más bajos (sólo 3 hilos) con piques cortos y más cercanos.